¡Nuevo año! ¡ Detox! Pero, ¿es bueno para mi salud?

Ya disfrutaste de las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Probablemente deseas comenzar el año nuevo en forma y disminuir esos kilitos de más que has subido y que comienzan a molestarte. Probablemente estés viendo opciones de cómo recuperar tu peso o recuperar tu salud y te puede llegar a llamar la atención todo lo que el detox “promete”, pero pregúntate esto: ¿Dejar de comer por completo, con la excepción de unos litros de jugo de limón y una o dos pizcas de pimienta cayena, te ayudará a perder peso y a deshacerte de todos los alimentos y/o bebidas no saludables que has consumido en el 2017?



La práctica del detox parece ser la solución, pero el gran problema con un detox no es el consumo en sí de jugos, shots, o smoothies, sino todo lo que promete que entre estos son restaurar la energía, disminuir de peso y desintoxicar el cuerpo. ¡Cuidado! A continuación, explicaremos por qué es mejor evitar la práctica detox e inclinarse a un patrón de alimentación saludable y sostenible:


Una publicación de Harvard Medical School con el título de "The dubious practice of detox" demostró que muchos estudios han demostrado que los ayunos y las dietas extremadamente bajas en calorías invariablemente reducen la tasa metabólica basal del cuerpo en su lucha por conservar energía. Una vez que la persona vuelva a la alimentación normal, esto ocasionará un aumento de peso rápido. Gran parte de la pérdida de peso lograda a través del detox se debe a la pérdida de líquidos relacionada por el efecto diurético osmótico (se orina más de lo normal) y en algunos casos por la diarrea provocada por la entrada de mucha agua a los intestinos.


Sumando a esto, una dieta con tan bajo contenido de calorías somete al cuerpo a que busque las calorías que le faltaron en las reservas del glucógeno del cuerpo, utilizando músculo y perdiendo, por lo tanto, masa muscular. Las proteínas de tus músculos se descomponen en amoníaco y ácido úrico, elementos nada recomendables en tu torrente sanguíneo. Esto provocará que tus riñones trabajen para desintoxicarte de tu particular ‘desintoxicación’.


Este tipo de práctica carece de proteínas, ácidos grasos y otros nutrientes esenciales. Los carbohidratos suministran todas las calorías, pero una cantidad extremadamente baja. El régimen puede causar deshidratación, agotar los electrolitos y afectar la función intestinal normal.

En conclusión, perder agua y músculo y una descarga mayor de heces aparentan una pérdida de peso, sin embargo, la composición corporal del cuerpo queda peor: misma cantidad de grasa corporal, en un peso menor lo cual se traduce a mayor porcentaje de grasa.


Los licuados o smoothies pueden incorporarse dentro de la alimentación ya sea como colación o como un desayuno completo y práctico, pero no necesitas un detox. Necesitas un plan de alimentación adecuado, sano, balanceado, personalizado en el cual logres resultados permanentes. Esto es trabajo de un nutriólogo, te invitamos a que mejor acudas con un profesional de salud.


¡Retoma el balance en la alimentación con nosotros y aprovecha nuestras promociones!


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2019